Bienvenidos a la segunda y última entrega de este mini manual. Hoy vamos a enumerar los 5 máximos consejos que habría que tener a mano cuando pensamos que vamos a caer otra vez.
Estos que son indispensables tener anotados al lado de los imanes del delivery, en tus cuadernos y carpetas, o quizás lo que tendrías que pintar en aerosol en la puerta de tu habitación. Ok, no nos pongamos extremistas, que todas sabemos que si queremos, evidentemente podemos. Pero bueno, ahí está la cuestión no?

5) Si lo tenés que ver, que te vea terriblemente diosa: obviedad si las hay. Continuando con los últimos dos consejos anteriores, viene este tip infaltable. Si no queda otra que verlo, hay que tomar nuestras medidas cautelares del tipo ‘que me mire a mi, en vez de yo mirarlo a él’. Estamos hablando de dejar nuestro orgullo intacto o no? Nada mejor que usar eso que nos dieron para demostrar lo que somos, y lo que se perdió. Ja.

4) Al primer indicio de flaqueo, distráete: antes de hacer cualquier estupidez, hacé cualquier otra cosa. Ya no importa si es la tarea, si es salir a tomar algo por ahí con tus amigas, ponerte música y gritar. Lo que te sea más accesible y rápido. Este punto es importante de reconocer, porque es cuando estamos a punto de decir la frase ’Bueh, ya fue, le mando algo…’ NOOOOO! Tenemos que auto gritarnos y rápidamente entretenernos con otra cosa.

3) Mantenerte alejada del celular si no estás en plena facultad de tus acciones: debo decir en primer lugar, que nunca me ha pasado esto. No se si es peor reconocer que lo hice sin la excusa de alcohol en sangre. Pero bueno, ese es otro tema. Todos hemos conocido a una leyenda urbana viviente que nos dice que esa noche en la que no entendía nada, aprovechó el descuido para mandarle ese mensaje a las cuatro de la mañana. No, error. Menos ahí. Si sabemos que nuestro lado inconsciente todavía tiene la necesidad latente de llamarlo, alejen a ese aparato de esa chica!

2) Siempre es bueno tener una amiga que te diga cuando parar: infaltable e indispensable tener a esa aliada que nos tira el centro ‘Pero qué hacés? Ni se te ocurra mirar el facebook a ver si comentó algo otra vez’. Si, ellas están para todo siempre. Y las únicas que sin pelos en la lengua nos tiran la posta de lo que estamos haciendo y lo que tendríamos que dejar de hacer. Sabiendo que la última palabra siempre la tenemos nosotras, ellas nos ayudan a descargar esa tensión acumulada. Siempre es bueno tenerlas cerca.

1) Sin importar que pase, no lo llames más: fácil de decir, difícil de hacer. Todos lo sabemos. Y aún cuando empezamos a olvidarnos cada tanto se nos pasa por la cabeza hacerlo. Pero tratemos de que no. Tratemos de mirar más para adelante y menos para atrás. Total, si tiene que volver a cruzarse en nuestro camino, lo hará. Mientras aprovechemos lo que logramos, que, ojo, no es poco. Porque de todas esas discusiones, las más difíciles siempre son las que tenemos con nosotros mismos y hay que ganarnos a veces. Dejá de mirar ese celular con cariño, salí y conocé a otro.

Aquí están, estos fueron los 5 consejos más importantes que les debía. Los que nos faltaban para poder decir eventualmente ‘Si, lo conseguí!’ o el típico ‘Tomá, gil!’ que tanto me gusta usar. En fin, resentidos de aquí de allá, muchas gracias por el aguante.
Que tengan un lindo finde y que conozcan a otro que le pase el trapo al que te hizo seguir este tipo de consejos.
Saludos!

(3) Comments

  1. Flor On 20 de octubre de 2010, 17:16

    No se si es excusa o no, pero yo segui los 10 pasos al pie de la letra, PERO ! (Siempre hay peros) te paso a contar mi historia. Totalmente recuperada, de joda con mis amigas, punchi punchi, miro a la puerta del lugar. Quien entra ? ÉL ! Mil y una pregunta sin responder, que hace aca ? porque ? lo viste ? Lo saludo ? Tnato histeriqueo que me dijeron: Mejor vallamosnos. Y asi fue, pero noche del vierrrrnes arruinadisima. DIOS MIO.

     
    Susanita. On 20 de octubre de 2010, 21:08

    yo lo veo el sabado, decime que hago. lo veo el sabado desp de dos semanas de no verlo, las cosas no estan ni bien ni mal, encima es el cumple de una amiga de el osea a la mina la conozco por el, y yo ni conozco a nadie, osea va una amiga mia pero se va temprano, yo voy porq no voy a no ir porq va el, ademas el ya sabe que voy no le voy a dar mas protagonismo ni en pedo. cuestion que nose como voy a reaccionar frente a el ni que carajo voy hacer (Y). con los amigos de el esta todo piolaa pero igual tampoco tengo confianzaa.

     
    ASH On 21 de octubre de 2010, 10:19

    Flor: ufff esos momentos en donde pensás 'la puta madre, de todos los lugares, justo acá!?!?'. Me pasó varias veces y en todas esa misma sensación. Pero no, que no nos saquen una noche con amigas por eso. Es cuando sigo al pie de la letra el tip 5) a full. Se merece ver lo que se perdió, no? jaja

    Susanita: la tuya tmb la conozco, la he vivido. Con la salvedad que no sólo tenía poca confianza con los amigos, sino que prácticamente sólo lo conocía a él. Y él conocía a otra. Imaginate el resto. Pero bueno, hubo una complementación de habilidades sociales y frente en alta que me hicieron pasar una linda noche. Pero hay que ir, no podemos dejarle esa batalla personal en bandeja. Quiero relevamiento de lo sucedido.

    Gracias chicas! :)