Yo no sé si alguna vez les pasó a ustedes, pero déjenme decirles que es una de las cosas que menos me caen bien de ellos, después del clásico ‘evadir lo que me pasa y no dar la cara’.
Ok, situación:
Ya te dio la fatídica charla, esa en que te dice que lo de ustedes ya fue, pero que igual te quiere mucho y no te quiere perder. Claramente no es nada de eso lo que estaba en tus planes y luego de meditarlo y charlarlo con tus afines, lo único que se te ocurre para contrarrestar esto es tratándolo mal. O por lo menos cortada, ya no tenés porque tener la misma onda de siempre después de eso. Claro, el plan maestro. Pero de todas esas pelotudeces que se le ocurre hacer, de todas, tiene que optar por esta? Cuál? La de ser un simpático.
NO, NO, NO! No, chiquito, entendiste todo mal, no te das cuenta que si te trato mal, contra todos mis principios y las ganas de lo contrario, es porque estoy de malas? Y lo que menos tengo ganas es de que no me sigas el paso! Ni siquiera así me seguís? Qué bronca me da que seas todo un simpático, porque te juro que me da más ganas de romperte la nariz!
Si, me invade la ira, y que ganas de un buen golpecito para aclararle las ideas. Nada peor que, encima que hacemos que aceptamos eso de que ya fue, y que hagamos lo lógico que tenemos a nuestra mano, el tipo sea todo un copado. No, no es así, mínimo seguime el juego, porque con esta bronquita interior sólo explotada por mi, no vamos a llegar a nada.
He tenido de estas charlas, en las que por más que yo fuese una reina del hielo, aunque tirara palos envenenados, nada, no le afectaba. O le afectaba y no lo decía, lo cual me ponía aún más nerviosa. Por lo menos tiren un acting chicos, como si no fuese ya difícil ponerles cara de enojo, encima la complican.
Idiotas.
Ja, que bien. Como verán es de esas cosas que particularmente me ponen de mal humor. Esas ideas que cada tanto se les ocurren a ellos. Loco, denme espacio, déjenme odiarlos un rato. Si saben que al final, la realidad de todo es la triste verdad, que igual me encantan.
Buenísimo, hice un mega culpa, hace rato que no me hacen de estas cosas igual. Bien ahí pretendientes.
En fin, como siempre, ya sabemos que por ahí, entre tanto chico que no entiende del enojo femenino, está ese que todavía se la está perdiendo. Hace las cosas bien, eh. Empezar con amenazas no da no?
Saludos a todos, que tengan un excelente finde largo y como siempre, muchas gracias por la buena onda!

1 Comment

  1. Stephanie On 14 de agosto de 2010, 19:51

    Hola! Muy bueno el Post, coincido totalmente con vos! No hay nada que no de mas bronca que el ande por ahi, como si nada. Y nosotras tratando que se de cuenta, sin quedar muy obvias.
    Saludos!