Yo se la razón de porque nos cuesta coincidir con ese chico que nos vuelve locas. O con los chicos en general. Nuestro fucking problema es idealizar. Si, lo dije.
Desde chica que una sueña con ese hombre perfecto que nos hará sonreír todos los días, ese que nos parece único y hecho a medida. Y si todavía no te pasó, por dios, quiero decirte que vos sos Dios. Yo que soy de esas que se hace la que nadaquever, tengo delirios asquerosamente ñoños, como para reafirmar que soy una nena. A veces me sale la fucking Susanita*.
Pero quédense tranquilas, que nostras no empezamos con este mal. Desde años ancestrales que nuestras madres, abuelas y demás parientes del árbol genealógico tienen este tipo de problemas. Desde siempre, si no era (o es) un cantante, era un personaje de un libro o de una película. Siempre nos gustan ese tipo de hombres que nos presentan desde los distintos medios. Esos que son los que le dicen a la heroína que siempre van a estar con ella, el que lucha contra todo sólo porque la ama. Por muy duras que seamos, ya tu mente debe de estar reviviendo frases célebres de ellos a las protagonistas. Yo quiero un Noah! Yo quiero un Edward! Lo pensás casi sin querer, yo quiero uno así! Y cómo no lo vas a querer!?
Esos perfectos hombres se te aparecen como el conjunto de cosas que te encantaría encontrar en tu chico del plano real. Y me pongo platónica, no más. En nuestro mundo ideal existe él, ese tipo perfecto para vos, al que le agregas detallitos y cositas, esperando encontrarlo uno de estos días. Y nos es inevitable amarlo más cuando el chico real nos deja con nuestra historia de película en pausa. Siempre es lo mismo, se nos escapa de las manos, es más fuerte que nosotras idealizar. Y es totalmente lógico que culpemos a los galancitos de películas, libros y series. Son ellos quienes nos hacen mentalizar demasiado al ideal.
Es más, no les pasa que cada nuevo chico en sus vidas es el chico? Siempre le ponemos todas las fichas (como debe ser, obviamente) a este nuevo hallazgo, que no es ni de lejos igual al anterior. Y así van pasando los pretendientes, siempre con la idea de que es él quien va editar tu película mental, y le va a poner las escenas que le faltan. Pero a la primera que el presupuesto no alcanza, ya no quedan ni directores ni guiones para nosotras. Y pensamos, otra vez la misma historia?! Son todos iguales!
Yo digo mentira. No, no son iguales, y no son cada vez peores tampoco. Son distintos, así te divertís más. Las historias no se repiten, siempre hay algo para ponerle más onda. ¿Cuándo no? Vamos a verle el lado bueno, por lo menos nosotras con este ideal tenemos en claro lo que queremos. Pero el tema señoritas es no maximizarlo! Recordemos que el hombre que tenemos en frente no es ese personaje, es él con sus defectos y virtudes. Y como todas ya sabemos a ciencia cierta, no podemos vivir con ellos y mucho, pero mucho menos sin ellos. Y por muchas cosas que hagan y deshagan cada uno de ellos es una aventura que pese a ediciones mal hechas y recortes de escenas, valen la pena vivir y ver. Lo importante es que disfrutemos de eso que nos pasa con cada uno. Seamos esa heroína de película, seamos protagonistas de cada historia. Total, eventualmente, alguno de ellos será ese héroe que nos queda perfecto. Esperen, pero no dejen de buscar, que para que las cosas pasen hay que hacerlas pasar.
A divertirse queridas! Total, alguno se la debe estar perdiendo, más que seguro. Reservenle una entrada para la premiere.
Saludos!



*N de A: Por si no lo escucharon nombrar, Susanita es un personaje de Mafalda, su mejor amiga. Es la que aspira a casarse y tener hijos, el rol de la madre clásica y doméstica. Según ella el futuro perfecto del verbo amar es ‘hijitos’. En el lenguaje coloquial, les dicen susanitas a estas mujeres que aspiran a lo mismo que el personaje. Ja, re ñoño.

(4) Comments

  1. Susanita. On 30 de junio de 2010, 13:16

    gracias por nombrarme en el posteo (?) jaja, yo siempre idealizo bien conciente que esta muy mal hacerlo :(

     
    Luciana On 3 de julio de 2010, 18:40

    Excelente texto! Y la verdad tenés toda la razón del mundo.


    Un beso !

     
    Flora On 3 de julio de 2010, 19:23

    sos una idola

     
    Arin On 7 de julio de 2010, 6:09

    si hubiera un "me gusta" para los textos de blogspot, en este momento estaría haciendo clic. un beso, ash.