Si, me tomé un descanso. Porque ya nada me inspiraba. O quizás sólo estaba harta de que cada perfil que retrataba, cada situación que escribía, cada tipo de hombre, siempre terminaba teniendo la misma cara. Ya no estaba segura si era resentimiento, aburrimiento o simplemente que no encontraba la suficiente distracción, o quizás no encontraba a un idiota más molesto, quién sabe?

Pero todo llegó a ese punto en donde el año termina y uno mira de reojo lo que pasó. Claro, te encontrás con veinte giles y un fantasma que por más que trates te persigue. Se nos escapa, pecamos de poca otra cosa que interese más. Nos dejamos llevar, porque aunque todas nos hagamos las de
sentendidas, las libres, las superadas, nos cabe el drama. Ya sea un poco, o una terrible actriz, cada tanto se nos suben las ganas de una buena historia en la que seguimos siendo la protagonista. Como siempre, hay de todos los grados y tipos de guiones, más interesantes, menos, algo más enfermizos o simples anécdotas que nos encanta revivir. Aún sin saber del todo porqué.

Por acá pasaron la mayoría de inadaptados que nos encontramos en la vida diaria. Aunque solo uno tiene la culpa. Pero todos sabemos, que todas las mejores historias (o pelis, o libros, o blogs) empiezan con una buena pelea entre los que se quieren. Es una especie de energía que choca con el resto y crea algo. Pero que ni se le ocurra que le vamos a dar el crédito de nuestra empresa creativa (o no). Gracias a vos, muchachín, pero gracias a mi. Que yo fui quién, superándote (o en el camino para hacerlo) hice lo que quise.

Pero saben qué? Me cago en todos. Ya fue. Me aburrí de bardearlos. Al menos por ahora, esperen a que me encuentre con algún nuevo gil que me revolucione. Y otra vez, Resentida tu abuela!

Eeeh, a vos, si,si, te lo estás perdieeeeeeeendooooooooooooo!

Feliz año a nosotras, a vos y a todos los que hicieron posible que la pase tan bien disfrutando de lo que puedo hacer cuando me lo propongo. Chau a todos los giles, año nuevo y una vida nueva, y quien sabe que otra cosa más te puede traer. Por eso, para que realicemos una actividad relajante y descontracturante, le saqué una foto a un cuadro en homenaje a un gran artista pop, Roy Lichtenstein, cuando estaba a medio terminar, antes de ponerle la frase en el globo. Acá tienen la versión con un diálogo a completar. Pongan lo que más les plazca y realicen el ejercicio de tirarlo a la mierda.


Descargate acá la versión en blanco para que le digas (o algo así) de una vez por todas lo que pensás.












Gracias por el aguante resentidos, que nos quede el nombre de cariño por lo menos.

Volveré, o quizás no.

Los quiere,

Ash.

(3) Comments

  1. Tame On 29 de diciembre de 2010, 14:40

    Chau a todos los giles, año nuevo y una vida nueva , prometo convertirlo en mi frase de cabecera
    :)

     
    Basta Fuerte On 21 de febrero de 2011, 8:48

    Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://basta-fuerte-radio.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

     
    Melodi, la neurona que piensa On 30 de abril de 2011, 6:08

    Jelousesss!!
    Interesante blog!! Sigue avanzando!!
    Bueno pues ya que ando por tu mente te dejo mi blog por si te gusta leer literatura personal, una literatura optimista y feliciana que te ayudará a cambiar esos pensamientos negativos que puedas tener acerca de la vida, además de poder entretenerte con mis pequeños escritos de microrrelatos, reflexiones, poemas, relatos, debatir sobre la sociedad, hacer peticiones literarias para que yo posteriormente las escriba y por supuesto hacer publicidad de tu blogspot en la pestaña "Aquí tu blog" para compartir con el resto de bloggeros tus inquietudes.

    http://insolitadimension.blogspot.com/

    Únete si resulta de tu agrado y si no pues otra vez será. Gracias ^^