El msn tiene miles de bondades, pros y cosas buenas que nos hacen los días menos aburridos quizás, y por ahí algo más prácticos. Es así que cada tanto tenemos etapas en las que sólo nos conectamos porque sabemos que él (o ella) se conecta todos los días meticulosamente a las 22:33, luego de cenar, mientras mira uno de esos programitas que le encantan. Y tras ese insignificante aviso, entramos en una pequeña crisis que conlleva cierta cantidad de etapas y posibles posiciones frente a una misma situación. Cómo un sonidito nos puede dejar con el corazón un poco agitado: ‘Uh se conectó!’.

LA DÍFICIL
‘No le voy a hablar, que me hable él…’
Claro, luego de sentir y confirmar que el tipo tiene un cuadradito verde al lado de su nombre, que mejor ni piense que le vamos a hablar. No, por supuesto. ‘Si, si quiere él me va a hablar… Mirá si lo molesto. Si no va a pensar que estoy re pendiente de él, y nada que ver…’ Nada que ver, no claro que no. Capaz un poco no? Esa actitud de en realidad me da igual que me hables, te hace sentir más segura con vos misma: sos una chica fuerte y ni ahí que te vas a dejar dominar por ese tarado que no sólo es simpático sino que además es re lindo. Exactamente, cada tres minutos comprobamos que aún no se fue y comenzamos proporcionalmente a pensar porque será que no nos habla. Mientras por ahí lo comentás con alguna amiga o no, simplemente te pones a hablar con cualquiera de cualquier cosa que te haga distraerte. ‘Ya me habla, vas a ver…’

HISTERIA
‘¿Por qué no me habla?’
Elevando una octava el sonido de tus pensamientos, comenzás a preocuparte. ¿Por qué será que todavía no te habló? Ya estás llegando a los codos a falta de uñas que comerte mientras las espera se te hace más complicada. ‘¿Pero qué se piensa que soy? ¿Qué cuando se le canta viene y me busca? Y yo obvio que no le pienso decir nada, que se mate.’ Pero por dentro ya estás al borde del click que hace que pierdas esta competencia sin nombre que se sabe que existe, ¿quién se rendirá primero? ‘Él, si. Seguro. Ya me habla…’

BANDERA BLANCA
‘Uhh bueh, ya fue. Le hablo yo…’
En vista de las circunstancias y ya, con mucha suerte, 20 minutos más tarde te decidís y abrís esa ventanita endemoniada. Te rendís ante vos misma y te das cuenta de que no ibas a poder resistir mucho más. Juntás un poco de fuerzas, te hacés la que ni mirabas lo que hacías y la ventanita se abre, lista a ser testigo de todo lo demás. No todo está perdido, y en este juego de orgullo que quizás no estés jugando sola puede surgir una conversación digna de ser guardada en tu computadora. Después de todo si hay un postre bueno, que tiene de malo comerse un poco de ese orgullo…

DESCENLACE FATAL
‘Pero qué? La puta madre, ¿cuándo se desconectó?’
La cruel, triste y asquerosa verdad. Por estar haciéndote la ‘quenomeimporta’ resultó ser que en algún instante de esos en los que nos ocupábamos de mirar con medio ojo el msn, teniendo todas las pestañitas cerradas cosa de no tentarnos primeras, el tipo se fue. La peor de todas, porque no sólo te deja con la bronquita de se fue, sino que encima NO ME HABLÓ!Ahhh bueno, listo. Ya está que le pasa?’ Si, no tenés la menor idea, y tenés menos idea de que es eso que se te metió en la cabeza para no hablarle primero. ‘La próxima vez no me pasa, que piense lo que quiera…Tururún…Uy, se conectó otra vez!’ Cara de feliz cumpleaños, y los deditos se te van solos…’Hola.’ Pero de esos ortivas, como si nada. Que tiernas somos.

Y así pasamos cierta cantidad de horas dedicados a estos jueguitos de quién pierde primero. Que hacen un poco más interesante las charlitas y crea un ambiente, decididamente menos sano a nivel mental, pero más entretenido, eso si. Lo importante en estos casos, según mi humilde opinión, es rendirnos cada tanto. Total, quién dijo que todo está perdido? Aunque, esperar unos minutos a ver si nos habla primero, y ver su Hola nos pone más que contentas, pero no nos dejemos estar. Si queremos que las cosas pasen, ayudemos un poquito. Poquito no más.
Como siempre, es muy probable que alguien por ahí se lo esté perdiendo. (Por ahí es uno de esos que habla primero)
Saludos para todos y más que muchas gracias a todos los que siguen, leen, chusmean, comentan y concuerdan con este universo de Resentidos. En serio, muchas gracias!



24/03/76: NUNCA MÁS.

(5) Comments

  1. Mary- On 24 de marzo de 2010, 14:26

    Jajaja, yo siempre soy la difícil, y lo mejor es que aprendi a controlarme eee! Me di cuenta que cuando no le das bola aparecen, asique estoy como quiero! Jajaja. Un besoo, que andes más que bien :)

     
    Capicua On 24 de marzo de 2010, 14:42

    Jajajaja eso, eso es LA POSTA.

     
    Lulita On 24 de marzo de 2010, 18:49

    coincido con la de arriba, LA TIPICA!
    geniaaaaaaa ashhhhhhh!

     
    By Grupo Divina On 25 de marzo de 2010, 4:39

    Normalmente, acostumbro a borrar todo en todos los perfiles de ese ser que puede llevarme al desespero...así no cometo estupideces...

     
    El alter ego de Mabel On 25 de marzo de 2010, 8:55

    Sí, qué tal. Quiero enrrolarme como primera representante de las que no aguantamos más de 5 minutos y nos regalamos descaradamente. Gracias.